Procesador Intel

Intel

Intel es quizás la compañía más importante en el ámbito de los procesadores. Fueron los inventores de la arquitectura X86 que usamos actualmente y dominan el mercado de portátiles y servidores. Cuando alguien busca potencia bruta para su procesador casi siempre piensa en Intel, ya que son los procesadores desde los tiempos de los primeros Pentium.

En la gama domestica contamos actualmente con 4 familias de procesadores: Los I3, I5, I7 e I9. Dependiendo del número de la familia tendremos más núcleos, HyperThreading, mayores frecuencias turbo, más cache en los núcleos o una mejor tarjeta gráfica integrada. También tenemos que diferenciar los modelos normales de los que llevan una K al final, ya que estos permiten overclock del procesador para aumentarle la velocidad en caso de que busquemos más potencia. Eso sí, necesitamos una buena refrigeración para hacerlo porque si el procesador se calienta demasiado tendremos muchos problemas de estabilidad. Actualmente nos encontramos en la 9 generación de estas familias, contando con las siguientes características.

Intel Core I3

Son los procesadores de gama más baja. Con estos procesadores conseguirás un rendimiento ajustado en juegos actuales debido a que solo tienen 4 núcleos, que alcanzan una potencia de 4.6Ghz. Si los juegos a los que vamos a jugar no son muy nuevos, podemos conseguir un buen rendimiento. Pero si lo que estamos buscando es un ordenador que nos dure bastante tiempo, esta opción puede que no sea una de las mejores.

Si buscamos un procesador económico que pueda mover perfectamente los juegos actuales y no buscamos tener todos los gráficos al máximo. El Intel I3-9100F es la apuesta segura. Contamos con 4 núcleos que pueden llegar a 4.2Ghz. Más que suficiente para mantener la tasa de frames por segundo por encima de 60 si reducimos la calidad gráfica.

Intel Core I5

Por un poco más de dinero podemos compara un I5. Procesador bastante interesante que nos trae 6 núcleos capaces de llegar hasta los 4.3Ghz de velocidad por núcleo. Al contar con dos núcleos más el rendimiento en juegos puede llegar a ser un 20% mejor. También contamos con esos dos núcleos extra para otras tareas que podemos hacer mientras jugamos, aunque no es muy recomendable hacer streaming ya que esto requiere de mucha potencia del procesador y puede causar shuttering o cortes debido a una saturación de este.

En esta familia de procesadores la apuesta es clara si queremos comprar lo mejor. El Intel I5-9600K cuenta con 6 núcleos y 6 hilos de procesamiento que alcanzan los 4.6Ghz. Con esta potencia podrás jugar a todos los juegos en calidad ultra con la tarjeta gráfica adecuada.

Intel Core I7

La gama alta de Intel para uso doméstico hasta la 9ª generación. Con estos procesadores conseguimos más hilos gracias al HyperThreading en la 8ª generación, pasando de los 6 a los 12 hilos y 2 núcleos más en la novena, pero sin HyperThreading. Si solo vamos a jugar, debemos analizar si nos compensa más el aumento de precio que pagamos por un procesador de esta familia en vez de por un I5. Si lo vamos a usar también para streaming o como estación de trabajo para renderizar vídeos. Los euros extra que inviertas en in I7 compensarán. La diferencia en juegos que podemos encontrar actualmente de un I5 a un I7 en configuraciones de gráficos altas a veces es irrisoria, ya que el cuello de botella está siendo causado por la tarjeta gráfica, que es incapaz de renderizar todas las peticiones que realiza la cpu.

Dentro de la familia I7 contamos con dos candidatos para nuestro ordenador gaming. Contamos con el I7-8700K y con el I7-9700K. En el primero contamos con 6 núcleos y 12 hilos gracias al HyperTreading, con una frecuencia máxima de 4.7Ghz. Esto lo hace un procesador muy interesante si queremos hacer streaming de nuestras partidas, ya que al contar con 12 hilos podemos realizar más tareas simultaneas. Respecto al I7-9700K, contamos con 8 núcleos y 8 hilos, pero estos alcanzan una frecuencia máxima de 4.7Ghz. Con esto alcanzaremos una velocidad mayor en los juegos que requieran menos hilos, en cambio, si el juego al que vamos a jugar aprovecha todos los hilos que tenemos, el rendimiento será mejor en un 8700k.

Intel Core I9

Hasta la 9ª generación no contamos con ningún procesador de la familia I9 para la gama doméstica. Estos han sido los últimos en llegar y los que más potencia nos traen. Estos procesadores cuentan con 8 núcleos y 16 hilos usando HyperTreading. La frecuencia turbo de estos procesadores llega a los 5Ghz, convirtiéndolos en verdaderas bestias para ordenadores gamer.

Actualmente contamos con los modelos 9900, 9900K y 9900KF. De los tres el más recomendado es el modelo 9900K, ya que permite realizar overclock si contamos con una buena refrigeración. La diferencia entre los modelos K y KF es que el KF no cuenta con tarjeta gráfica integrada, por lo que si nos falla la gráfica que tenemos no podemos aprovechar el ordenador hasta conseguir la nueva.

Última actualización el 2020-07-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados